Contador de Visitas

000091892

La Academia en Facebook  La Academia en Twitter  

    

Cómo llegar

Córdoba y el sellamiento de la libertad.

 

Image and video hosting by TinyPic

 

Socorro Inés Restrepo Restrepo

Presidente de la

Academia Antioqueña de Historia

 

El 12 de febrero se cumplieron 197 años del combate de Chorros Blancos, según algunos historiadores,  en los límites de tres municipios, Angostura, Campamento y Yarumal  Uno de los combates decisivos para consolidar la batalla de Boyacá.

 

Estamos pues, a dos años de celebrar la célebre batalla, que nos dio la  Libertad: el 7 de agosto de 2019, será nuestra fiesta. No  la fiesta circunscrita a esa fecha, rememoración del brillante  y valeroso triunfo de nuestro ejército  bajo el mando del Libertador Simón Bolívar. Es la fiesta en la que confluyen, la acción militar y el pensamiento civilista de  poco más de 9 años de lucha. La suma de batallas y combates, de constituciones y leyes, de proclamas y arengas gloriosas. De triunfos y derrotas. Es la fiesta de la recordación de todos los que nos dieron la libertad: Bolívar, Santander, Nariño, Liborio Mejía, Girardot, Córdova. Los pensadores, y civilistas, Camilo Torres, José Félix de Restrepo, Del Corral,  Zea, Caldas…. Y toda la pléyade que los acompañaron. De batalla en batalla, de combate en combate… Desde los primeros allá en sur, cuando nos estrenábamos como país independiente. Los muchos que siguieron en la reconquista. La Campaña Libertadora con su épico paso por Pisba, hasta Boyacá, y de Boyacá a Chorros Blanco, la Costa Atlántica, el Sur… Ayacucho.

 

Vencidos los realistas en Boyacá, Bolívar tomó inmediatamente medidas militares, y emprendió acciones políticas. Era necesario consolidar el triunfo, atendiendo sin dilación los puntos  débiles del país, en los que aún había   presencia realista. Se apoya en sus mejores militares; envía fuerzas al Socorro y Pamplona; a Anzoátegui le ordena cortarle la retirada al Virrey; otros salieron en persecución de Calzada, y para Antioquia, a impedir el avance de Warleta, al entonces Teniente Coronel José María Córdova, quien a su vez destacó hacia el Chocó, al Capitán Juan María Gómez.

En lo político, una de las primeras e  importantes disposiciones, el nombramiento como Vicepresidente del General Francisco de Paula Santander.

“Warletta en Antioquia amenazaba la recién lograda independencia. Acampando  en el paraje de Cañaveral fue provocado por Córdova a darle Batalla el 12 de febrero de 1820, en el cerro más alto de Chorros Blancos. En una acción rápida y envolvente ante Warletta, los hombres al mando de Córdova, en la vanguardia,  rompieron fuego e hicieron retirar al enemigo. Poco después llegó el resto de la fuerza y atacaron a los realistas por el centro y por la derecha. Warletta previó su derrota y abandonó sus posiciones. Reunió toda la tropa para emprender la retirada.

   “La importancia de la batalla de Chorros Blancos no radica en el número de bajas que produjo al enemigo, sino porque con ella se frenó el avance de los realistas que pretendían restablecer las comunicaciones desde Cartagena hasta Quito. Si Córdova no detiene a Warlettra, tal vez la gloria de Boyacá se habría visto empañada por la reconquista española del interior del país. Los alcances positivos de Chorros Blancos fueron extraordinarios. En esta batalla se conjugaron el principio y el fin de la presencia realista en Antioquia. Dice el Historiador, Porras Troconis,  que  Chorros Blancos es una de las quince principales batallas de influyeron en la emancipación. Una vez que  Córdova dejó la comandancia en Antioquia, partió para la Campaña del Magdalena” (S.I.Restrepo y otros.p.8)

A Chorros Blancos, siguieron Zaragoza, el Bajo Cauca, Magangué Mompox, y Tenerife, una de las más sangrientas batallas. Córdova, ocupó a Barranca, siguió a Barranquilla. Los españoles aterrados huyeron a Cartagena, liberada en 1821, con participación de Córdova.

El 22 de febrero de 1822, escribe Córdova a su padre: “Mi respetado y amado padre: hoy ha venido de Popayán  un edecán del Libertador, con orden para que yo con una División de mil hombre marche hacia Esmeraldas o Guayaquil, a cooperar a la completa libertad del Sur de Colombia.

Córdova partió hacia el Sur… Hacia la gloria de Ayacucho.

 

Cfr. Botero Saldarriaga, R. Córdova. Ed. Bedout.  Medellín.  1970

H. Justo Ramón. Historia de Colombia. Librería Stella. 4ª ed. Bogotá. 1951

Restrepo S.I. y otros. El Libertador de Antioquia, General José María Córdova. Publigráficas. 1990